¿¿¿Todavía utilizas el jalón tras nuca???

Son muchos y variados los ejercicios que tenemos para trabajar la musculatura de la espalda. Sin embargo, hay un ejercicio “clásico” y “tradicional” que se sigue utilizando, a mi parecer, más de la cuenta. Este aparece en cualquier rutina y lo recomiendan gran cantidad de técnicos. Cuando nuestro objetivo es el de la salud, el bienestar y/o el de la imagen el jalón tras nuca no es la mejor opción…

Para todos aquellos que acudimos al gimnasio por placer, sin un objetivo de rendimiento o de musculación en concreto, el jalón tras nuca puede ocasionarnos más problemas que alegrías. La articulación escapulo-humeral, la del hombro, no está anatómicamente diseñada para realizar esfuerzos en esa posición y por lo general la amplitud de movimiento de los usuarios, en esta articulación, no es suficiente para añadir peso a este movimiento. A demás nos obliga a adquirir una posición, por los motivos antes comentados, un tanto forzada, obligando a otros músculos a trabajar en exceso como es el caso de la musculatura lumbar.

Es por eso que desde aquí quiero incentivar el uso del mismo ejercicio pero bajando la barra al pecho. Este ejercicio involucra la musculatura en una similitud tan grande con el anterior que las diferencias son, con todos los respetos, inapreciables. Debemos prestar atención y hacer un esfuerzo por mantener la espalda bien alineada durante todo el ejercicio. En el mismo bajaremos la barra hasta la altura de las clavículas.

Es más, también me gustaría incentivar a los que persiguen objetivos deportivos alegando que con su rutina de espalda, donde realizan 4 o incluso 5 ejercicios que inciden sobre un mismo grupo muscular, este cambio les favorecerá, pues preservarán la articulación y entre todos los ejercicios cubrirán el trabajo de todas las fibras del grupo muscular trabajado.

Un comentario en “¿¿¿Todavía utilizas el jalón tras nuca???”

  1. POr fin he entendido porqué el monitor del gimnasio de la Estación del Norte me dijo que lo hiciera con el «jalón» en el pecho… como era el único que lo hacía así, a veces me pensaba que me había querido tomar el pelo!!!

    Pedro, en serio… tengo que hablar contigo… Mi sedentarismo es brutal, pero no sólo por que quiera, sino (también) porque al llegar tarde a casa, me es muy difícil ir al gimnasio más de 1 vez a la semana…

    Y con el tema de la alientación lo mismo…

    Te propongo que hagamos un reality en tu blog… Empiezo mi plan de ponerme otra vez en forma (no me importa tanto el peso sino volver a notar los músculos bien, y no estar tan fofo). Tu me montas un planning en forma de alimentación y rutina de deporte (adaptado a mi horario) y yo lo sigo… y semanalmente cuentas mis progresos… piénsatelo, puedo ser tu conejillo de indias… y ayudarías a un colega!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *