Rutina Vs Variedad

Encabezo esta nueva entrada con dos palabras que me encantan, a pesar de encontrarse opuestas en su definición y significado.

Por un lado tenemos la palabra “rutina”. Polisémica y más cuando nos referimos al entorno de los gimnasios y clubs de fitness. La rutina o lo rutinario es aquello que casi todos rechazamos pero a la vez nos va tan bien y nos ayuda tanto en nuestro día a día (aunque no le sepamos o no nos demos cuenta). Consideremos “caer en la rutina” como algo malo o más bien diría aburrido. De hecho, atribuimos el calificativo aburrido a lo rutinario. Sin embargo cuando vamos a nuestro centro de fitness lo primero que le pedimos al técnico de la sala: ¿¿¿qué es??? ¡¡¡UNA RUTINA!!!

Bien, hemos empezado comentando que rechazamos lo rutinario casi por sistema, entonces es lógico que abandonemos nuestra rutina casi por sistema también. Este hecho se magnifica cuando la rutina que te entregan en tu centro tiene una duración larga o indefinida: ¡entonces nos asustamos más todavía!

Por otro lado teníamos la palabra “variedad”. En este caso creo que la mayoría nos gusta mucho más este término, y de hecho, es normal ya que se opone al anterior. Todos buscamos variedad en nuestra vida, somos inquietos y gracias a la variedad estamos constantemente atentos a todo lo para introducir variedad en nuestras vidas.

Siempre me ha gustado mucho el símil con la comida, lo he utilizado para aconsejar a los clientes que tenía a mí alrededor para invitarles que probaran todo tipo de actividades. Les preguntaba: ¿Coméis todos los días lo mismo? Claro la respuesta, habitualmente, exceptuando los culturistas, era: ¡NO! Entonces no entrenéis siempre igual.

Conclusión: Las rutinas son buenas, nos ayudan a coger hábitos. Debemos coger la rutina, y a posteriori el hábito, de hacer ejercicio. Eso sí, no caigas en la rutina de hacer siempre lo mismo en tu entreno, la variedad es inmensa: Tonificación muscular en la sala de fitness (cambia a menudo de ejercicios: hay un montón de máquinas y movimientos que inciden sobre el mismo grupo muscular pero con matices un tanto diferentes) actividades dirigidas de todo tipo: ciclo indoor, pump, balance, pilates, abdominales, estiramientos, actividades coreografiadas, bailes de todo tipo, estiramientos, sesiones con fitballs o bosu… En el entorno acuático de nuevo la variedad es grandiosa: nado libre (no siempre al mismo ritmo, ni los mismos metros, ni el mismo tiempo), de nuevo, actividades colectivas de todo tipo. Y si eres de los que no te gusta ir al gimnasio las posibilidades no son menos: camina, corre, pedalea, patina,haz senderismo, escalada, esquía, haz deportes de todo tipo: padel, tennis, futbol, básquet… y al acabar: ¡ESTIRA SIEMPRE!

 

2 comentarios en “Rutina Vs Variedad”

  1. Rutina, rutina forever como dices si quieres pillar el ritmo de ir a hacer deporte para la gente perra como yo 🙂 Variedad, bueno, yo la hago con los estilos, es lo bueno de la natación. Estirar, aix, sí, la gran olvidada, aunque últimamente sí lo hago casi siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *