Política y educación


Hace unas semanas tuve la suerte de asistir a una reunión de profesores en un instituto de la ciudad de Córdoba. Era una comida de compañeros de trabajo con el simple objetivo de fomentar y reafirmar las relaciones entre compañeros.

Durante el transcurso de la misma apareció el inspector de educación de la zona. Éste, invitado por la directora del instituto, supongo que con la idea de hacerle ver la “buena” buena relación entre compañeros, decidió saludar muy agradablemente a todos los presentes uno por uno. Todo me recordó a un capítulo más de Los Simpsons, reunían los argumentos y los personajes con el mismo perfil…

A todo esto me llegó el turno a mí, invitado añadido de esa celebración y sin ninguna vinculación laboral con el centro. La situación de planteaba cómica y lógicamente muy desenfadada pero…

La línea principal de la conversación rápidamente desembocó en un encontronazo al que hubiera deseado no llegar, unas desafortunadas palabras sobre el oscuro futuro de la educación física en primaria y tras una rápida reflexión por mi parte, y consecuentemente, sobre, la no menos oscura situación, de la educación física en secundaria. Las palabras no fueron otras más que: “es una suerte que se desaparezca la educación física en pro de otras asignaturas” refiriéndose a la primaria o “la educación física en secundaria tiene como objetivo infundir hábitos de vida saludables”.

Evidentemente no importa la persona en concreto de quien realizó semejantes afirmaciones. Sí que importa algo más lo que representa para la educación y mucho más que el futuro de muchos dependa de personas con este criterio. Su comentario fue seguro y claro, consecuencia de las ideas políticas imperantes relacionadas con la educación a las que él se demuestra fiel. Sin mala intención pero justamente por eso dejaba clara su postura. Mi cabeza traducía las palabras directamente de una forma similar a esta: “para que vamos a perder el tiempo en eso de jugar si los niños tienen que aprender inglés, hacer integrales y funciones varias, y elevar los conocimientos nacionales.”

Eran muchas las cosas que me venían a la cabeza en esos momentos, tantas que mi cara reflejaba mi indignación. Por suerte mi consciencia, en forma de persona en la tierra, ya me estaba dando golpecitos, muy disimuladamente, para que los sapos y culebras se quedaran dentro de mi boca y nos les diera rienda suelta en ese momento. Lo más simple que se me ocurrió fue: entonces ¿¿¿ a partir de ahora les enseñaremos a lavarse los dientes de manera habitual a partir de los 12 años??? Al fin y al cabo ese es un hábito saludable y de higiene corporal! Evidenemente con mucho temple el bueno del inspector tal cómo entro en la conversación se salío de ella con un: «Tú con ese acento, ¿de donde eres?» 

Sr inspector de educación, director/a de colegio, profesores del selecto resto de asignaturas no relacionadas con la EF, padres y madres, adult@s, solter@s, adolescentes:

·         La educación física representa una asignatura clave dentro del sistema educativo. Sirve para:

o   Conocerse a sí mismo e identificar las partes de su cuerpo.

o   Dotar a los niños de una percepción óculo-motora correcta.

o   Desarrollar la motricidad de los niñ@s.

o   Identificar diferentes posturas corporales.

o   Reconocer las referencias con el espacio-tiempo.

o   Mostrar actitudes de respeto y cuidado hacia su propio cuerpo y el de los demás.

o  

Esos puntos suspensivos suponen muchos otros objetivos más que se persiguen en los 6 cursos de enseñanza primaria. Alcanzar los citados no es tarea fácil además de ponerlos en juego en todo momento a lo largo de nuestra vida, sólo hay que pensar un poquito…

Seguro que todos el día de mañana cuando tengamos hijos, si no los tenéis ya, les enseñaréis que lavarse los dientes 3 veces al día es lo correcto, que por la mañana uno se leva la cara, que nos debemos duchar mínimo una vez al día… Esos son hábitos de vida e higiene corporal lógicos y que a todos nos enseñan desde edades muy tempranas.

¿¿¿Por qué creemos ahora que otros hábitos que despreciamos hasta los 12 años luego conseguiremos arraigarlos???

¿¿¿De qué nos va a servir tener en nuestra sociedad muchos diplomados, licenciados, expertos o doctores si luego nadie les ha enseñado a alimentarse bien, cuidarse, solucionar los dolores más habituales… ¿¿¿y que todo eso en muchos de los casos desemboca en enfermedades mucho peores??? (léase: obesidad, diabetes, hipertensión, problemas cardíacos, cáncer de todo tipo…)

¿¿¿Nadie ha leído o ha mirado las noticias últimamente relacionadas con la obesidad infantil??? ¿¿¿A caso creemos que al llegar a adultos dejaran esos hábitos alimentarios y de práctica de actividad física incorrectos de lado???

Cuantas cosas que hablar y que poco tiempo…

3 comentarios en “Política y educación”

  1. La verdad, es que estoy totalmente de acuerdo contigo. Es cierto que hay un sector del profesorado que no le da importancia a asignaturas como educación física. Esto quizá se deba a su propia incultura y a que se crean (ellos y su asignatura) que son el centro del universo y de la educación. Es lamentable que la educación de nuestros futuros hijos también dependa de este tipo de personas para las cuales sólo es importante hacer bien un logaritmo neperiano o saber la lista de los nombres de los reyes visigodos.
    Cuando a mi hijo se encuentre con estos ignorantes, espero tener la oportunidad de decirle algunas cosas a estos profesores que no educan, sólo transmiten conocimientos (que por cierto, de poco sirven a la vida cotidiana)

    Muchas gracias Pedrito por tu reflexión…

    By Anita

  2. Ciertamente la educación física en los Colegios e Institutos es fundamental y crea bases para que los niños en el futuro sigan haciendo deporte, aunque es verdad que en algunos centros o se pasan, o no llegan, haciendo de la educación física o una tontería o algo excesivamente duro que aleja a los jóvenes del amor al deporte.
    Creo que debería haber un buen programa, unificado y a la vez profesores mejores preparados, que algunos no siempre saben hasta que punto pueden exigirle a un niño cuando tiene problemas y necesita personalizar algunos ejercicios. En la mayoría de los casos los dejan sentados.
    Tampoco entiendo por que no se da esta asignatura en 2º de Bachillerato.

    Y siento que esa mala experiencia haya sido en Córdoba, mi ciudad.

    1. Hola Chary! Bueno, que haya sido en Córdoba es anecdótico sin más…

      Estoy muy de acuerdo con lo que dices. Sin embargo, en el tema de la preparación creo que tengo que apuntar algo: todos han superado una oposición, desde hace unos años en condiciones de competencia muy elevadas… Sí un profesor, ya no sólo de EF, no hace bien su trabajo: ¿qué pasa? NADA!!! Son funcionarios y parecen «intocables». Repito, esto no es sólo para la EF, pero a todos, como en cualquier otro trabajo, se les debería supervisar por el trabajo que realizan…

      Lo que quiero decir, principalmente, es que es más una cuestión de actitud que de aptitud. Todos son muy aptos, tan solo que algunos han ido perdiendo la actitud por mil y un motivos que, seguro, te explicarán…

      En fin: MUCHO QUE CAMBIAR… : )

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *