Motivación, grupo humano y éxito…

Hoy en día la palabra MOTIVACIÓN aparece por todas partes. Se ha convertido en la palabra de moda, pero no es por casualidad.

A diario aparecen formaciones, incluidas las de las grandes universidades, tratando temas como el LIDERAZGO, la MOTIVACIÓN DE LOS RRHH, la COMUNICACIÓN EFICAZ, el COACHING… Los empresarios se apresuran a inscribirse en acciones formativas de este tipo, seminarios y ponencias, pero en el mundo del DEPORTE llevamos años haciéndolo.

Bajo mi punto de vista el deporte-espectáculo, encabezado por los mejores del momento (Guardiola y Mourinho), le han dado una gran publicidad a este término por el que ambos se preocupan tanto. Estos tienen grandes predecesores y encontramos muchos ejemplos en las películas sobre deportes como el fútbol americano donde el valor de la palabra EQUIPO coge un sentido especial que conlleva entendimiento, unión, comunicación, lazos afectivos… Muchos de los entrenadores de éxito realizan comentarios en la misma línea: «los jugadores son como una familia», «el ambiente entre ellos es fenomenal», «el ambiente en el vestuar

io es excelente»… Los grandes entrenadores de todos los tiempos se han preocupado por el grupo, lo escuchan, se preocupan por él,  entienden que tratan con personas y que el deporte que practican es por hobby o por profesión, pero no por ello los mantiene al margen de sus vidas, sus alegrías, sus preocupaciones…

El éxito de cualquier proyecto pasa por la motivación del colectivo. No importa el tipo de proyecto del que hablemos, sea cual sea, para tener buenos resultados requiere que la motivación de cada una de sus partes sea muy alta!

 

Los puntos a tener en cuenta pueden ser muchos pero no por ellos debemos cesar en el esfuerzo de satisfacerlos todos:

  • Objetivo común para los integrantes del equipo.
  • Empatía: atender y ponernos en la situación del compañer@.
  • Escucha activa: de sobras sabemos que escuchar es más importante que hablar y más cuando el interlocutor tiene la necesidad de expresarse, pero: ¿lo hacemos siempre???
  • Sacrificio por el compañer@: Hay que estar dispuesto ha realizar actos en beneficio de un compañero y no sólo por el beneficio propio.
  • Respeto a las consignas internas: se presenta como algo clave para que no acontezcan problemas de ningún tipo.
  • Atender a las necesidades individuales. Esta es una de las más complicadas pero, pero también de las más importantes. Muchas veces no es tan difícil atender a algunos de los objetivos personales, con la idea de mejorar el aporte al colectivo.
  • Evitar las negaciones. Todo es posible, tan sólo hay que buscar el camino adecuado para lograrlo.

Esta lista podría ser mucho más larga pero engloba lo más básico para conseguir un SENTIMIENTO DE PERTENENCIA A UN COLECTIVO (que lo podéis llamar como queráis: equipo, familia, grupo…) Entiendo que ese sentimiento es la llave del éxito. Cuando uno se siente partícipe de algo aporta su COMPROMISO  y con ello buscar SUMAR, CRECER PERSONAL Y COLECTIVAMENTE y sobretodo lograr GRANDES METAS!

Introducido esto, parece que lo próximo será hablar de la motivación en las actividades dirigidas, así que toca seguir muy atentos 🙂

Un comentario en “Motivación, grupo humano y éxito…”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *