Los principios básicos del entrenamiento: Ppios que INICIAN LOS PROCESOS DE ADAPTACIÓN

Hace ya unos meses inicié los principios básicos del entrenamiento con la idea de ir explicándolos poco a poco. En esta segunda entrada hablando de los principios del entrenamiento describiré los que se encargan de iniciar los procesos de adaptación:

· Ppio ESTÍMULO EFICAZ DE LA CARGA: este principio nos indica que el estímulo de entrenamiento debe superar un cierto umbral de intensidad para poder desencadenar una reacción de adaptación por parte del organismo. Este principio está fundamentado en la Teoría del umbral de Schultz-Arnold. Los estímulos inferiores al umbral no tienen ningún efecto, mientras que los superiores:

o Débiles: mantienen el nivel funcional.

o Fuertes u óptimos: desarrollan el nivel funcional.

o Demasiado fuertes: producen daños funcionales, no permitiendo avanzar adecuadamente en la planificación del entrenamiento.

De la ubicación de este umbral depende la planificación del entrenamiento de cualquier persona, sea cual sea su objetivo.

APLICACIÓN A NUESTROS ENTRENOS: Debemos conocer bien nuestros límites y de no ser así pedir ayuda a los profesionales para poder realizar ejercicio con seguridad para mi bienestar y seguridad para progresar adecuadamente.

· Ppio de PROGRESIÓN: Este principio nos indica que el incremento de la carga debe realizarse de forma gradual. Cuando el organismo se adapta a un determinado nivel de carga este deja de ser un estímulo óptimo.

APLICACIÓN A NUESTROS ENTRENOS: La carga debe ser revisada con frecuencia. A medida que nuestro estado de forma aumenta la carga será mayor y más intensa.

· Ppio de VARIEDAD: Las cargas del entrenamiento tienen que ser variadas para evitar la monotonía y la acomodación al estímulo (físico, técnico o táctico, en caso del cuidado de la salud siempre nos referimos al físico). Por variedad entendemos:

o Los medios de trabajo empleados.

o El nivel de carga de los ejercicios.

APLICACIÓN A NUESTROS ENTRENOS: Con este principio debemos entender que no es bueno caer en la monotonía (¡como en tantas otras cosas!). Es interesante que realicemos todo tipo de actividades siempre en función de nuestro objetivo.

o Ejemplo 1: Si pretendo perder peso no puedo correr siempre durante el mismo tiempo y a la misma intensidad o velocidad. Debo realizar todo tipo de actividades aeróbicas (caminar, correr, nadar, pedalear, aeróbics, steps, ciclo indoor…) a intensidades bajas (60%-75% Fc máx).

o Ejemplo 2: Si pretendo ganar masa muscular, parece que todos tenemos claro que debo estimular la musculatura con varios ejercicios que la hagan trabajar al mismo grupo muscular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *