Los PRINCIPIOS BÁSICOS DEL ENTRENAMIENTO: ¡conocimientos imprescindibles para todos! (1ª parte)

Los principios básicos del entrenamiento son unas máximas de validez genérica por las que se rige sistemáticamente el proceso de desarrollo de la condición física a la vez que garantizan su correcta aplicación. Éstas máximas están comprobadas científicamente a través de estudios que provienen de diversas ciencias y del propio deporte.

¡Cualquiera de nosotros debería conocerlos! Esto es algo que debería enseñarse en los institutos, dentro de la asignatura de Educación Física. Confío en que las nuevas generaciones de profesores, más comprometidos con la situación social actual, hagan llegar estos conocimientos a sus alumnos. Estás máximas aparecen de estudios realizados con la intención de mejorar el rendimiento, pero eso no impide que a la vez sean válidos universalmente para cualquier persona que desee mejorar o mantener su estado de forma y cuidar de su salud.

Son varias las clasificaciones que existen según diferentes autores, pero casi todos tienen un conjunto de principios en común. Para realizar esta entrada me basaré en la clasificación aportada por Fritz Zintl (1991). Zintl clasificó los principios según:

·         Ppios que INICIAN LOS PROCESOS DE ADAPTACIÓN:

o   Ppio estímulo eficaz de la carga

o   Ppio progresión

o   Ppio variedad

·         Ppios que GARANTIZAN LA ADAPTACIÓN:

o   Ppio relación óptima entre carga y recuperación

o   Ppio repetición y continuidad

o   Ppio periodización

·         Ppios que ejercen CONTROL ESPECÍFICO DE LA ADAPTACIÓN:

o   Ppio individualización y adecuación de la edad

o   Ppio especialización progresiva

o   Ppio alternancia

·         Otros ppios (aportados por otros autores):

o   Ppio participación activa

o   Ppio de modelación

o   Ppio unidad funcional

o   Ppio retorno en disminución

o   Ppio de accesibilidad

o   Ppio de transferencia

Hasta aquí esta primera entrada. En las sucesivas explicaré cada unos de los principios para clarificar ideas y acercarlos a vuestros propios entrenamientos y actividades habituales.

Os invito a que previamente penséis sobre lo que supone cada unos de ellos: ¡alguno es más explícito que otro J!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *