Jajajajaja, grande Pau donde los haya…

No…

Jajajajaja, grande Pau donde los haya…

No ahora en serio, yo debo decir que con un trabajo donde algunos días me toca estar muchas horas delante de un ordenador, el haber conseguido una rutina habitual de piscina me ha ayudado no sólo a ponerme en forma, sinó también a evitar este tipo de molestias (que por mi edad aún no eran dolencias). Para quien no le guste nadar, pues ahí expone Pedro otras alternativas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *