Ideas entorno al ciclismo indoor (I): Introducción.

El ciclo indoor es esa actividad que recibe innumerables nombres en función de quién ha desarrollado el programa y filosofía sobre la que se imparte la clase (en el mejor de los casos…): Schwinn Cycling, Spinning, Hot Cycling, Pro-cycling y la que el que venga se quiera inventar… Algo similar a lo que pasa con los refrescos con sabor a cola.

Lo más importante son la infinidad de ideas y conceptos que aparecen por mi cabeza cuando pienso en esta actividad: salud, rendimientos, pérdida de peso, para todos los públicos, seguridad, diversión, música motivante, cardiovascular, objetivos, autoestima, planificación, imagen corporal, ritmo, pulsómetro, métodos de entrenamiento, superación, reto, continuidad, principios del entrenamiento, capacidades físicas básicas, amistades, liberación de tensiones, entretenimiento, técnico, fluir, adicción, intensidad, carga de entrenamiento, sesión,…

Todos ellos juntos configuran cada una de las sesiones y el conjunto de las mismas de esta actividad. Lo que quiero reivindicar en esta cadena de posts, que hoy empiezo, es un TRABAJO COLECTIVO para TODOS LOS PÚBLICOS con MÚSICA MOTIVANTE (este es un concepto muy subjetivo) bajo unas pautas que permitan y aseguren, en primer lugar, SEGURIDAD. Ésta es la principal premisa que, tanto un técnico como un usuario, debe tener cuando se plantean impartir o disfrutar de una sesión de ciclo indoor.

·         SEGURIDAD: En ningún caso, y como ha ocurrido durante tanto tiempo y sigue ocurriendo, esta debe ser una actividad peligrosa ni en la que la prevalencia de lesiones sea elevada. Un correcto ajuste de la bicicleta debe ser la primera medida de seguridad a tomar. Otra manera para reducir el número de lesiones es realizar la sesión con cadencias de pedaleo moderadas y, lo más importante, adaptadas al estado de forma y anímico particular.
Como vemos es una actividad que puede enganchar a muchísimas personas. A esto se añade la necesidad de un aprendizaje mínimo, lo que la convierte en una actividad en la que la atención no se centra en la coordinación si no en poner todos los sentidos en seguir y disfrutar de la sesión. Todo esto es lo que hace del ciclo indoor una actividad muy adictiva que, bien dirigida, conduce con gran probabilidad a una fidelización a la actividad por parte del cliente o usuario.

Las posibilidades son amplísimas y, lo primero que se puede decir, es que colabora con uno de los principios saludables que más arraigados tenemos: la necesidad de cumplir con 30 min diarios de actividad cardio-vascular.

En el próximo post os hago un listado detallado de lo más importante para el primer día…

Un comentario en “Ideas entorno al ciclismo indoor (I): Introducción.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *