El poder de un sólo comentario, el equipo de trabajo y la MOTIVACIÓN

Habitualmente no nos planteamos el importancia que tienen nuestros comentarios sobre las personas a las que se los realizamos.  No dejo de encontrar, todos los días, mil y una situaciones que en función del tono, la forma, el contenido, la situación, el momento de lo que se dice tiene una repercusión mucho mayor de lo que nos pensamos. Esto puede tener muchas repercusiones y más cuando no las controlamos. Esta situación se da tanto dentro del entorno laboral como en el ámbito de las relaciones personales.

Cuando planteamos una reunión o mantienes una «simple» conversación con tus compañeros laborales el desenlace de la misma y las consecuencias en el tiempo dependen de todo lo acontecido en la misma. La instauración de un programa, inicio, desarrollo y evolución del mismo dependen del acto comunicativo mantenido inicialmente  así como en cada una de las situaciones siguientes.
Esto parece que todos lo tenemos muy aprendido. Los buenos comerciales han recibido mucha formación encaminada al control de todos estos elementos.

Sin embargo en el trato con los demás nos siempre controlamos y/o vigilamos algunos comentarios que bien pueden ser devastadores o, si bien es cierto, tener un efecto mágico y de grandísimo impacto. De aquí la la MOTIVACIÓN o, su opuesta, la desmotivación pasan (en gran parte) por aquí. La comunicación no es la única herramienta que influye sobre la motivación pero si que es una pieza clave del puzzle para crearla o, lo más fácil todavía, acabar con ella.

Para hablar de este tema podrían hacer falta (y están) varios libros, lo que desde aquí pretendo tan sólo es una breve reflexión hacía los comentarios al aire realizados muchas veces sin ninguna intención negativa pero que afectan a tu entorno en sobremanera. ¿Qué buscas?: Reforzar tus relaciones y entorno laboral y personal o ir minándolo poco a poco???

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *