El examen de Junio

Llega Junio. Un año más te encuentras con que no has estudiado todo lo que debías para afrontar el exigente examen de Junio. No has realizado las tareas que debías ni has tenido la constancia que requiere este examen.

Por la experiencia de otros años sabes que las prisas de última hora no te ayudan a conseguir el objetivo que a principio de año te habías planteado.

Ahora te queda la opción de siempre: arriesgarte a copiar (yo nunca lo he hecho pero tengo amig@s que me han dicho que…). Como es lógico antes esta situación no te encuentras del todo cómod@, ni segur@. Desconoces si los resultados serán satisfactorios y la incertidumbre no te permite estar tranquilo.
Al final, y en el mejor de los casos, te acabarás conformando con el 5 raspado y pelado. También puede ocurrir que con los esfuerzos de última hora tu salud se vea deteriorada.
Esto es la metáfora de lo que le pasa a much@s en estas fechas y desde hace unas semanas, si no, sólo tienes que darte una vuelta por cualquier centro deportivo o de fitness: en estas fechas están a tope!!! Usuarios entrenándose más tiempo del que su organismo puede soportar y algún@s tomando medidas severas de restricción alimentaria (que ell@s llaman “dieta”).

 

Nos olvidamos que nuestra salud (y también nuestra imagen) requiere de las mismas características que cuando pretendes superar los exámenes de junio con notas más que notables:
CONTINUIDAD Y CONSTANCIA y algún que otro SACRIFICIO y ESFUERZO.

No podemos pretender dejarlo para última hora y sacar la mejor nota. Esto tan sólo puede conllevar un efecto rebote, carencias nutricionales, lesiones por sobreesfuerzo y en consecuencia cierta aversión hacia la práctica de actividad física…

¿Qué nota piensas sacar el próximo año?

Un comentario en “El examen de Junio”

  1. Exacto Pedro, el problema reside en creer que en dos meses al año es cuando hay que estar bien. Hay que cuidarse todo el año porque ponerle fecha a la salud y la estética es la causa de muchos de los problemas con los que convivo cada dia. Es mejor cada uno de los examenes parciales». Manuel Martín Olvera. Entrenador Personal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *