El chef Vs el gestor del deporte

Hoy en día, que tan de moda están los programas relacionados con el arte y las habilidades al mando de los fogones, me ha venido a la cabeza que nuestra profesión está «poco» valorada…

Cada día son más amigos los que proclaman su afición a la cocina, algunos de ellos, al igual que yo, se dedican a la gestión de servicios deportivos y es algo que no me sorprende! Me justificaré para entender esta comparación:

Un chef disfruta con el proceso, no sólo con el resultado final. Cuida todos y cada uno de los detalles para obtener una presentación que marque la experiencia del usuario. Un chef selecciona sus ingredientes entre los mejores para alcanzar lo que pretende. Para un chef todo debe tener un hilo conductor que convierta la experiencia en un camino con sentido e hilo conductor y no en un plato detrás de otro…

Con todo esto: ¿es necesario que os describa a un gestor del deporte??? Bueno, si todavía no lo ves: lo justificaré:

Nos apasiona el proceso tanto (o más) que el resultado.

  • Nos apasiona el proceso tanto (o más) que el resultado. Esto ocurre porque sabemos que en nuestra puesta en escena ya está todo dicho y hecho, poco más podemos hacer. Nuestra «mano» está en el camino, en la puesta en escena, ya somos conscientes del resultado final.
  • Los detalles lo son todo. Alguien que no le apasiona lo que hace tan sólo desea acabar un trabajo, un auténtico gestor sabe que en los detalles están las diferencias de los resultados.
  • Un gestor sabe escoger y utilizar sus recursos (económicos y materiales) y asume que sin su equipo no es nadie. Todas y cada una de las piezas no son nada, no tiene valor alguno mientras nos estén unidas. Es en su unión donde reside el valor y el potencial resultado.

Un gestor sabe escoger y utilizar sus recursos (económicos y materiales) y asume que sin su equipo no es nadie.

  • Aunque todos sabemos que hay cosas que gustan: buscamos seguir así aunque innovando para sorprender, lo habitual nos aburre.
  • El resultado final de algo es una sucesión de actividades, actos o presentaciones. Un gestor sabe y asume que la experiencia del usuario empieza mucho antes (idea de origen, forma de la misma, proyecto económico, plan de marketing, comercialización) y, lo más importante, no acaba nunca!!! Al sorprender y concluir lo que único que sirve es un nuevo reto para volver a sorprender y superar las expectativas!
  • Lo único que paga nuestro salario es el reconocimiento final del usuario, cliente o espectador, lo otro es «sólo» dinero. Es lo que perseguimos y anhelamos.

Visto así: nos merecemos más reconocimiento, ¿no? Después de todo no somos pocos y aunque no os lo creáis estamos por todas partes: detrás de los servicios deportivos diarios, grandes eventos deportivos, carreras, competiciones, federaciones, y cómo no: los JJOO! (Barcelona ’92 nuestro mejor trofeo!)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *