¿¿¿Cuántas veces se tiene que comer???

Esta es una de las grandes dudas que asalta a mucha gente. Una cuestión interesantísima, ¡sin duda!

En líneas generales las ingestas a lo largo del día deberían ser 4 ó 5,  y los motivos son varios:

  1. Las acciones involuntarias que realiza el organismo para digerir los alimentos supone un gasto calórico. Una manzana aporta unas 50 Kcal mientras que su digestión consume unas 150 Kcal. Nuestro peso depende de una balanza calórica: por un lado las calorías que ingerimos y en el otro las que gastamos. Estar vivos supone un gasto calórico (elevadísimo), subir escaleras, bajar una parada de metro o bus antes supone un gasto calórico… En consecuencia…
  2. Mantenemos nuestro metabolismo activo. Un metabolismo lento gasta menos energía, un metabolismo más activo, tiene un gasto energético mayor. Cuando un sujeto realiza pocas comidas a lo largo del día, su metabolismo se adapta y se ralentiza. Esto no interesa, como ya hemos dicho su gasto será inferior pero sus necesidades continuaran siendo las mismas. En consecuencia la balanza se declinará del lado de la ingesta, es decir, con el tiempo engordará.
  3. Comer más veces a lo largo del día ayuda a que las ingestas no sean tan abundantes. Esto quiere decir que no llegarás a las comidas con tanta sensación de hambre. ¡Este es un punto a tener muy en cuenta al principio! De lo contrario, si continuas comiendo las mismas cantidades habituales, no tendrás hambre a la hora de la siguiente ingesta.

El reparto de las comidas podría ser el siguiente: 

            Desayuno + Ingesta a media mañana + Comida + *Merienda* + Cena

Por lo general las tres ingestas «más» abundantes son el desayuno, la comida y la cena… Sé que es difícil, pero lo mejor es acostumbrar al cuerpo a un buen desayuno con zumos, frutas, tostadas y cereales… Sí, como esos que nos «pegamos» en los buffets de los hoteles cuando estamos de vacaciones, pero sin tanta exageración, pues te lo tienes que preparar tú. Desayunando de esta manera a media mañana no tendrás grandes sensaciones de hambre pero es aconsejable que ingieras algo de fruta o las tan socorridas barritas de cereales que tanto se comercializan ahora.

Sin embargo son muchas las personas que no sienten necesidad de llevarse algo a la boca antes de salir de casa por las mañanas. Esto suele ser causado por las típicas prisas matutinas, nervios o incluso que han adaptado su cuerpo para poder dormir unos minutos más y esperar hasta la ingesta de media mañana, pasando con poco o nulo alimento hasta esa hora. Si éste es tu caso: ¡¡¡no pasa nada!!! Intenta comer un yogur, un buen vaso de zumo, una fruta, alguna galleta, o alguna de esas tostadas deshidratadas con jamón dulce o queso fresco.  Seguro que la ingesta de media mañana estás acostumbrado a que sea algo más abundante.

En cuanto a la merienda es una ingesta un tanto especial. Si tienes la costumbre de cenar temprano tal vez puedas evitarla, pero si eres de los que a lo largo de la tarde realizas algún tipo de actividad lo mejor es que comas algo. Lo aconsejado en ese falso desayuno vuelve a ser un buen recurso para la merienda.

¿Qué pasa cuando tu turno laboral es por la tarde? Esta es otra pregunta que muchos me han realizado y que a mí mismo me ha tocado llevar a la práctica. 

Habitualmente el que trabaja de tarde suele levantarse un poco más tarde, así que lo propuesto anteriormente no le cuadra demasiado… tu reparto podría ser:

            Desayuno + Comida + Merienda + Cena  (¡observa que esta vez la merienda no es suprimible!) 

Si eres de esas personas más activas que a pesar de trabajar de tardes consigues levantarte temprano, ir al gimnasio, comer y luego irte a trabajar te diré 2 cosas: 

  1. Ingesta antes de entrenar (como si fuera del de media mañana que antes citábamos) +  Desayuno + Comida + Merienda + Cena
  2. Ánimo, ¡¡¡te admiro muchísimo!!!

¡Espero que esto os sirva de gran ayuda!

2 comentarios en “¿¿¿Cuántas veces se tiene que comer???”

  1. Gracias tio por esta explicación tan aleccionadora. Me he quedado con lo de acabar consumiendo 100 Kcal por comer una manzana. Así que intentaré llegar a 4 comidas (suelo cenar pronto), aunque sea comiendo alguna pequeña cosa sana. A ver con qué nos iluminas en tu proximo post 😉

  2. Yo soy de los que intenta ir al gim con el estómago "lleno". Me suelo comer un plato de pasta con aceite y sal antes del entreno…unos 30 minutos antes como mínimo. La verdad es que he notado que rindo más y mejor. A pesar de que a la mayoría de gente le parece que estoy como una cabra.<BR/><BR/>Después del entreno "acabo" la cena con un plato de pollo, verduras, lo que sea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *