Satisfacción, ciclismo indoor, Granada…


En los últimos tiempos he dedicado mucho tiempo a completar un trabajo/estudio de investigación. El mismo es mi trabajo final de máster en Investigación en Ciencias del Deporte. La temática, como no podía ser de otra manera…


Los resultados nos han parecido llamativos. Hablo en plural ya que debo incluir, y con mucho orgullo, a un compañero y al tutor del trabajo.  Algunos de los resultados no los esperábamos y pensamos que son útiles e interesantes para técnicos y gestores fitness. «La competencia en el sector cada vez es más intensa y fidelizar al cliente es la clave del éxito»: ¿quieres saber cómo fidelizarlos mediante la actividad del ciclo indoor? 

La verdad es que seguimos con mucha ambición y, además de pretender profundizar más en Granada, esto nos lo llevaremos al plano nacional.

Si quieres leer el trabajo o ayudarnos en los futuros, tan sólo tienes que escribirme por correo a pedroyaques@feysfitness.es

Espero que os sea de grandísima utilidad!!!

Por fin he entendido porqué el monitor del gimnasi…

POr fin he entendido porqué el monitor del gimnasio de la Estación del Norte me dijo que lo hiciera con el «jalón» en el pecho… como era el único que lo hacía así, a veces me pensaba que me había querido tomar el pelo!!!

Pedro, en serio… tengo que hablar contigo… Mi sedentarismo es brutal, pero no sólo por que quiera, sino (también) porque al llegar tarde a casa, me es muy difícil ir al gimnasio más de 1 vez a la semana…

Y con el tema de la alientación lo mismo…

Te propongo que hagamos un reality en tu blog… Empiezo mi plan de ponerme otra vez en forma (no me importa tanto el peso sino volver a notar los músculos bien, y no estar tan fofo). Tu me montas un planning en forma de alimentación y rutina de deporte (adaptado a mi horario) y yo lo sigo… y semanalmente cuentas mis progresos… piénsatelo, puedo ser tu conejillo de indias… y ayudarías a un colega!!!

Jajajajaja, grande Pau donde los haya…

No…

Jajajajaja, grande Pau donde los haya…

No ahora en serio, yo debo decir que con un trabajo donde algunos días me toca estar muchas horas delante de un ordenador, el haber conseguido una rutina habitual de piscina me ha ayudado no sólo a ponerme en forma, sinó también a evitar este tipo de molestias (que por mi edad aún no eran dolencias). Para quien no le guste nadar, pues ahí expone Pedro otras alternativas