Obesidad y diabetes… pandemias actuales

Hoy toca hablar de esto! Hoy día 12 de Noviembre se celebra el día mundial de la lucha contra la obesidad y en tan sólo dos días (14 de noviembre) el de la diabetes.

Estos días no tienen otro objetivo que el de informar a la sociedad de la logodmdnecesidad (URGENTE) de adoptar medidas para prevenir el sobrepeso y la obesidad (y más en los tiempos que corren). Por su lado, el que corresponde a la diabetes tiene como propósito dar a conocer las causas, los síntomas, el tratamiento y las complicaciones asociadas a la enfermedad tal y como describe la fundación para la diabetes.

La obesidad y el sobrepeso pueden condicionar la aparición de muchas enfermedades graves, como la diabetes tipo 2, alteraciones cardiovasculares, hipertensión e, incluso, algunos tipos de cáncer, evidentemente enlazados con otros factores de riesgo asociados a estilos de vida sedentarios.

obesidad-5

La fea realidad es que en la actualidad fallecen más personas por enfermedades por la sobrealimentación y la falta de actividad física que por desnutrición a nivel mundial, la OMS nos ilustra algunos datos al respecto.

Por otro lado, algo que me sigue sorprendiendo a pesar de la cantidad de información al respecto, propuestas gubernamentales como la estrategia NAOS y un largo etc… los que estamos en la gestión de instalaciones deportivas seguimos recibiendo avalanchas de clientes, especialmente en momentos concretos del año, que únicamente persiguen un objetivo relacionado con su imagen: ¿cuándo y qué es necesario para concienciarnos que los hábitos de vida saludables son IMPRESCINDIBLES?

nrg-zone-fitness-centre-girl-print-343291-adeevee

 

La obesidad y el sobrepeso NO son un problema de imagen, son un problema de SALUD!

 

 

Feliz Navidad

Estos días son especiales y por ello no debemos «cortarnos» con nada. Nos pasamos todo el año cumpliendo con con la salud (y con la imagen). Gimnasio, deportes, paseos, …

Ha llegado el momento de disfrutar de la compañía de todos y «saltarnos» por unos días todas esas buenas y saludables actitudes. (sin pasarse eh!)

Así que os deseo a todos una muy FELIZ NAVIDAD y un gran año fitness 2010!!!

Estrategia NAOS…

En el año 2005 se puso en marcha la Estrategia NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) desde el Ministerio de Sanidad y Consumo, a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), con el objetivo de sensibilizar a la población del problema que la obesidad representa para la salud, y de impulsar todas las iniciativas que contribuyan a lograr que los ciudadanos, y especialmente los niños y los jóvenes, adopten hábitos de vida saludables, principalmente a través de una alimentación saludable y de la práctica regular de actividad física.

La Estrategia NAOS pretende servir como plataforma de todas las acciones que ayuden a la consecución de dicho objetivo, integrando los esfuerzos y la participación más amplia posible de todos los componentes de la sociedad, Administraciones Públicas, expertos en el tema, empresas del sector privado, consumidores, y toda la población. De este modo, los ámbitos y los campos de actuación e influencia de la Estrategia NAOS son múltiples: la familia, el entorno escolar, el mundo empresarial y el sistema sanitario.

 

La propuesta la hago llegar para sumar mi granito de arena a la difusión de la misma pues creo, sinceramente, que no estamos consiguiendo el objetivo… Son muchas las noticias que nos asaltan, casi a diario, sobre los índices de obesidad de nuestra población, tanto adulta como infantil y poco lo que se habla sobre esta estrategia. Esta estrategia se basa en lo que está pasando en nuestra sociedad: consumo elevado, excesivo y exagerado de calorías y energía y un muy bajo gasto. Una balanza exacta, ¡casi tanto como las matemáticas!

Esto llego a mí hace unas semanas como noticia ya que en Andalucía se han propuesto entregar fruta durante el recreo para evitar el consumo de bollería industrial (principalmente) por parte de los escolares. Bajo mi perspectiva no negaré que es un desembolso económico, por parte de la Junta, más lógico de otros momentos de mayor bonanza, pues no me parece más que un parche. Si bien es cierto que el mismo si consigue sus objetivos, esto dependerá del tiempo que dure la iniciativa, conseguirá un ahorro en otros ámbitos como es el de la salud y sanidad pública.

Por otro lado celebro, que por fin se una la actividad física al equilibrio alimentario por tal de mantener una buena salud o para mantenernos en línea. A veces tengo la sensación de que un sector muy amplio de la sociedad pretende perder peso a base de pasar hambre olvidándose de lo agradable que puede ser un rato de actividad con los amigos o la familia.

Esta es una pirámide que me ha encantado. Debería estar en todas las neveras del mundo, en todas las clases y pasillos de los colegios, en los supermercados para tenerla presente a la hora de realizar nuestras compras o en las marquesinas de los autobuses.

¿¿¿Cuántas veces se tiene que comer???

Esta es una de las grandes dudas que asalta a mucha gente. Una cuestión interesantísima, ¡sin duda!

En líneas generales las ingestas a lo largo del día deberían ser 4 ó 5,  y los motivos son varios:

  1. Las acciones involuntarias que realiza el organismo para digerir los alimentos supone un gasto calórico. Una manzana aporta unas 50 Kcal mientras que su digestión consume unas 150 Kcal. Nuestro peso depende de una balanza calórica: por un lado las calorías que ingerimos y en el otro las que gastamos. Estar vivos supone un gasto calórico (elevadísimo), subir escaleras, bajar una parada de metro o bus antes supone un gasto calórico… En consecuencia…
  2. Mantenemos nuestro metabolismo activo. Un metabolismo lento gasta menos energía, un metabolismo más activo, tiene un gasto energético mayor. Cuando un sujeto realiza pocas comidas a lo largo del día, su metabolismo se adapta y se ralentiza. Esto no interesa, como ya hemos dicho su gasto será inferior pero sus necesidades continuaran siendo las mismas. En consecuencia la balanza se declinará del lado de la ingesta, es decir, con el tiempo engordará.
  3. Comer más veces a lo largo del día ayuda a que las ingestas no sean tan abundantes. Esto quiere decir que no llegarás a las comidas con tanta sensación de hambre. ¡Este es un punto a tener muy en cuenta al principio! De lo contrario, si continuas comiendo las mismas cantidades habituales, no tendrás hambre a la hora de la siguiente ingesta.

El reparto de las comidas podría ser el siguiente: 

            Desayuno + Ingesta a media mañana + Comida + *Merienda* + Cena

Por lo general las tres ingestas «más» abundantes son el desayuno, la comida y la cena… Sé que es difícil, pero lo mejor es acostumbrar al cuerpo a un buen desayuno con zumos, frutas, tostadas y cereales… Sí, como esos que nos «pegamos» en los buffets de los hoteles cuando estamos de vacaciones, pero sin tanta exageración, pues te lo tienes que preparar tú. Desayunando de esta manera a media mañana no tendrás grandes sensaciones de hambre pero es aconsejable que ingieras algo de fruta o las tan socorridas barritas de cereales que tanto se comercializan ahora.

Sin embargo son muchas las personas que no sienten necesidad de llevarse algo a la boca antes de salir de casa por las mañanas. Esto suele ser causado por las típicas prisas matutinas, nervios o incluso que han adaptado su cuerpo para poder dormir unos minutos más y esperar hasta la ingesta de media mañana, pasando con poco o nulo alimento hasta esa hora. Si éste es tu caso: ¡¡¡no pasa nada!!! Intenta comer un yogur, un buen vaso de zumo, una fruta, alguna galleta, o alguna de esas tostadas deshidratadas con jamón dulce o queso fresco.  Seguro que la ingesta de media mañana estás acostumbrado a que sea algo más abundante.

En cuanto a la merienda es una ingesta un tanto especial. Si tienes la costumbre de cenar temprano tal vez puedas evitarla, pero si eres de los que a lo largo de la tarde realizas algún tipo de actividad lo mejor es que comas algo. Lo aconsejado en ese falso desayuno vuelve a ser un buen recurso para la merienda.

¿Qué pasa cuando tu turno laboral es por la tarde? Esta es otra pregunta que muchos me han realizado y que a mí mismo me ha tocado llevar a la práctica. 

Habitualmente el que trabaja de tarde suele levantarse un poco más tarde, así que lo propuesto anteriormente no le cuadra demasiado… tu reparto podría ser:

            Desayuno + Comida + Merienda + Cena  (¡observa que esta vez la merienda no es suprimible!) 

Si eres de esas personas más activas que a pesar de trabajar de tardes consigues levantarte temprano, ir al gimnasio, comer y luego irte a trabajar te diré 2 cosas: 

  1. Ingesta antes de entrenar (como si fuera del de media mañana que antes citábamos) +  Desayuno + Comida + Merienda + Cena
  2. Ánimo, ¡¡¡te admiro muchísimo!!!

¡Espero que esto os sirva de gran ayuda!